Decreto-Ley 3/2020, de 16 de marzo, de medidas de apoyo financiero y tributario al sector económico, de agilización de actuaciones administrativas y de medidas de emergencia social, para luchar contras los efectos del Coronavirus (Covid-19)

Se ha publicado en el BOJA el Decreto-Ley para luchar contra los efectos de la evolución del coronavirus aprobado el pasado 16 de marzo por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Recoge que se avalará hasta el 80 por ciento de las cuantías de los préstamos solicitados por pymes, micropymes y autonómos […]

Se ha publicado en el BOJA el Decreto-Ley para luchar contra los efectos de la evolución del coronavirus aprobado el pasado 16 de marzo por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

Recoge que se avalará hasta el 80 por ciento de las cuantías de los préstamos solicitados por pymes, micropymes y autonómos para paliar la falta de liquidez a consecuencia de la situación económica derivada del periodo de cuarentena por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Se trata de una línea de garantías de créditos concedidos por entidades financieras para circulante en favor de las pequeñas y medianas empresas y autónomos andaluces. En concreto, son 20 millones de euros para dotar a este instrumento financiero de garantía con cargo a la línea ‘Andalucía, financiación empresarial’ del Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico, gestionado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, a través de la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

Estos avales se destinarán a garantizar préstamos o créditos con un importe mínimo de 5.000 euros y un máximo del 25% de la facturación del solicitante correspondiente al ejercicio 2019, con un límite de 300.000 euros. Los préstamos o créditos tendrán una duración mínima de seis meses y máxima de 36 meses, pudiendo la entidad colaboradora aprobar plazos o periodos de carencia, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Se pondrá en marcha con la participación de entidades colaboradoras (entidades financieras que operan en la comunidad autónoma de Andalucía) seleccionadas por la nueva Agencia IDEA mediante una manifestación de interés.

La selección se realizará a través de un procedimiento abierto, transparente, proporcionado y no discriminatorio, con sujeción a lo dispuesto en la convocatoria de manifestaciones de interés que efectuará igualmente IDEA, y que será publicada en el BOJA y en el Portal de Transparencia. No podrán beneficiarse de esta medida, entre otras, las empresas que se encuentren en procesos concursales o en crisis con arreglo a lo dispuesto en la Comunicación de la Comisión relativa a las Directrices sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas no financieras en crisis.

Finalmente, la nueva Agencia IDEA para aceptar que los préstamos o créditos sean avalados con los recursos financieros del instrumento de garantía solo tendrá en cuenta las razones de viabilidad económico-financiera, la valoración del riesgo y los informes de cumplimiento de los requisitos de las empresas destinatarias, siempre que la operación propuesta haya sido aprobada por los órganos competentes de las entidades colaboradoras en los términos de la transacción subyacente. En cualquier caso, en el marco de las funciones de control previstas en el decreto ley, la nueva Agencia llevará a cabo las comprobaciones pertinentes con la información aportada por la entidad colaboradora.

AYUDAS AL TELETRABAJO

El decreto ley publicado también recoge la dotación de nueve millones adicionales para facilitar que las pymes se doten de los medios técnicos necesarios que posibiliten el trabajo no presencial de su personal:

  • La Consejería de Economía subvencionará con hasta 75.000 euros los procesos de implantación del teletrabajo.
  • Se contemplan subvenciones directas, a fondo perdido, que van desde el 35 por ciento de la inversión subvencionable hasta el 50, con un máximo de 75.000 euros.
  • Se incentivarán proyectos contratados por pymes para la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación que contribuyan a mejorar su competitividad y productividad, tales como servicios de comercio electrónico, de marketing digital, de digitalización de los procesos de negocio o de confianza digital. Los porcentajes de subvención se pueden incrementar, siempre que no superen el 50 por ciento de la inversión o los 75.000 euros, si se cumplen algunas características adicionales, como que sean iniciativas pertenecientes al sector de economía social y/o procedan de colectivos prioritarios, entre otros.

BOJA20-508-00031-4213-01_00171634

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.